viernes, 11 de diciembre de 2015

Vaya barbaridad

He titulado así este post porque no se me ocurre otra palabra para definir el súper "iluminado"  poco acertado (edito para que no me tachen de irrespetuosa), proyecto del Ayuntamiento de Madrid:


107 mil euros destinados a crear una necesidad de la que luego no podrán prescindir. ¿Quién pagará los siguientes 107 mil euros que necesiten esas familias para comprar las siguientes latas?

Si ya es de por sí escandaloso que se hable de "leche maternizada" (un término incluso prohibido en algunas legislaciones más avanzadas) el hecho de que una institución pública promueva una práctica ampliamente criticada por diferentes entidades que protegen la salud materno-infantil, es de por sí bochornoso. 

Y me surgen varias preguntas: 
De dónde ha salido esta idea? Hay detrás alguna marca específica que haya ofrecido sus productos? ¿Que haya "dejado caer" la idea sobre algún contacto con enchufe, a ver si colaba?
¿Se ha tomado en consideración las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría? Ya que obviamente no, ¿se les ha ocurrido al menos consultar con algún experto en el tema? 
¿Qué equipo de la Sra. Carmena es el que ha propuesto esto? ¿Es inamovible? 
¿Cómo es posible que ese dinero no se utilice para fomentar la lactancia materna, ofrecer ayuda e información, promover grupos de madres, alimentarlas para que a su vez puedan alimentar a sus bebés?  

Las recomendaciones sobre la donación de leche a familias con situaciones sociales difíciles se pueden leer aquí. Pero en resumen: NO debe donarse leche de fórmula y mucho menos en situaciones de emergencia o vulnerabilidad. La OMS dice al respecto: 

"Por el contrario, la atención debe centrarse en la protección y apoyo, de forma activa, de la lactancia materna; por ejemplo, estableciendo “rincones” seguros para las madres y los lactantes, servicios de orientación individualizada y sistemas de apoyo entre madres".

Las recomendaciones del Comité de Lactancia Materna de la AEP:
seguir leyendo AQUÍ

Con base en estos hechos, el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría establece las siguientes recomendaciones:
  1. Cuando existe un riesgo de desnutrición infantil, resulta prioritario favorecer la lactancia materna y mejorar la nutrición de las madres, para ello se deben encaminar los esfuerzos a ayudar a las madres a iniciar y mantener la lactancia y destinar las ayudas sociales a mejorar su alimentación.
  2. No debería proporcionarse a las familias leche artificial gratuita, salvo en casos de verdadera necesidad, si existe indicación médica para ello y garantizando siempre que se puede suministrar durante todo el tiempo que el bebé la necesite. En muchas ocasiones, la "ayuda" puntual que reciben estas madres provoca el cese de la producción de leche materna, con el riesgo incrementado para la salud que ello conlleva (9). Además, hay que tener en cuenta la gran carga económica que supone para esas familias comprar leche artificial durante el resto de la lactancia, lo que representa un problema añadido a su situación previa.
Por último, me gustaría dejar aquí la Ley de fomento de la lactancia materna y control de sucedáneos de Bolivia, digna de ser copiada y que bien podría servir de inspiración en estos tiempos de cambio.



Autora IrisFcano


Para leer más: 

Carnaval bloguero sobre donación de leche artificial

Real decreto: Comercialización de sucedáneos


d) El etiquetado deberá estar diseñado de forma que proporcione la información necesaria sobre el uso adecuado de los productos y no disuadirá la lactancia materna, quedando prohibida la utilización de los términos «humanizado», «maternizado», «adaptado» u otros similares.

Artículo 9
3. Se prohíbe la publicidad en los lugares de venta, la distribución de muestras o el recurso a cualquier otro medio de propaganda, dirigido a fomentar las ventas de preparados para lactantes directamente al consumidor en los establecimientos minoristas, como exhibiciones especiales, cupones de descuento, primas, ventas especiales, ventas de promoción o ventas acopladas.

4. Se prohíbe a los fabricantes o distribuidores de preparados para lactantes proporcionar al público en general, a las mujeres embarazadas, madres o miembros de su familias, productos por debajo del precio de coste o por precio simbólico, muestras ni ningún otro obsequio de promoción, ya sea directa o indirectamente  a través de los servicios sanitarios o del personal sanitario.




6 comentarios:

Pilar Aguilera Serrano dijo...

Hola deberíamos mandar un escrito o hacer algo.

conectadxs dijo...

Que le pregunten a los países en desarrollo, para que les cuenten su experiencia. Superagradecidos están a las donaciones de la Nestlé desde los 50. Ahora es horrible luchar contra tanto mito de las abuelas y las madres. Y todo el mundo piensa que a partir del sexto mes la leche materna es agua, y que más bien le estás generando un trauma. Es una locura. Las malas políticas públicas vienen a crear más problemas. Mi experiencia como madre en Nicaragua. Los países avanzados tienen mucho que aprender de países como este. Sé que en España la situación tampoco es que sea la mejor, pero la cultura del biberón aquí es la ley

buda´s belly dijo...

En Madrid decide se puede hacer una propuesta para que rectifiquen este presupuesto.

Unknown dijo...

No entiendo porque es mala la propuesta. Si partimos de la base que un bote de leche 1 cuesta de media 10 euros y que más o menos gastamos 2 botes al mes, eso significa que esta medida podrá abastecer a poco más de 1000 familias en un año que es bastante poco y seguramente muchas menos de las que contempla la OMS como excepciones a la lactancia materna.

Yogasan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
hananpacha dijo...

Yo sugiero hacer la propuesta en Madrid decide y publicarlo para que los que apoyamos podamos mostrar apoyo y que cuete

Gracias por tanto...

Puede sonar raro, pero soy una enamorada de las tetas. Y si me conoces, me habrás escuchado decir que si existe un dios, a lo mejor se llam...