martes, 26 de julio de 2011

¿Por qué falla la lactancia?

Mi Piojilla nació con poco más de 2900 gramos. Bajó casi 200 gramos la primera semana. Era una piojilla de verdad...
A los 17 días de nacida, Piojilla pesaba ya 3530 gramos. Es decir, 630 gramos más que el peso de nacimiento. Al mes, había aumentado un kilo y medio con lactancia materna exclusiva.

En nuestra primer visita al pediatra, éste me preguntó varias veces si le daba una "ayudita" para dormir Entonces no entendía el significado de esa palabra, por lo que tuvo que explicarme -un poco incómodo- que se trataba de un suplemento de leche artificial.

Le dije que no y no pareció muy convencido. Me explicó que la niña tenía ictericia y que probablemente se debía a la leche materna. "La ictericia es normal hasta cierto punto, luego puede ser muy peligrosa".
Apuntó en un papelito sus recomendaciones y me dio cita para volver a la siguiente revisión.

Peso: 3530 Alimento: Seguir con pecho (10 a 15 minutos) entre 7 y 8 tomas al día. Poner (a la bebé) a la luz.



En una de las revisiones que hicimos fue muy enfático en insistir que el pecho alimenta "sólo hasta los cuatro meses"; que vaya sustituyendo tomas por leche Natalben o Nutribén Natal (no lo recuerdo) y espesando con cereales, de a poquito.  Así lo dejó apuntado, copio literal:

Protovit: 8 gotas día
Alimento: Seguir igual hasta los cuatro meses.
A los cuatro meses sustituir toma de la noche por una toma: N. Natal: 180 cc x 6L. Añadir una cuchara de cereales sin gluten. Cada 3-4 días añadir una cucharada de cereales hasta llegar a 5. 180 cc X 6L X 5P

(donde L es leche y P, papilla)


Entonces yo no era la activista que soy hoy, porque seguramente le hubiera puesto una denuncia. Tenía muy claro que quería amamantar y guardaba sus papelitos como "recuerdo" de mi bebé, no como pauta de crianza;  pensaba que este señor era un atrasado a su época, nada más.

Fuera de su consulta éramos muchas las mamás con bebés chiquititos. No vi muchas tetas por allí. Por mi parte, seguí dando la teta cuando y como quise.... hasta el día que en el, con problemas, dudé de todo lo que sabía sobre lactancia.  Y solo entonces me detuve a pensar en la cantidad de lactancias que este buen señor se habrá cargado.

Qué suerte tengo. ¿Soy de las que "tienen leche"?  No. A los tres meses y pico, y cuando la lactancia empezó a ser un calvario porque claramente "no tenía", ya empezaba a dudar de mi poder y a recordar las profecías del pediatra.   Antes de tener el dato de la tiroides en la mano, ningún médico me dijo qué hacer y mi médica de cabecera me informó que seguramente lo que yo tenía era depresión posparto y que podía pasarme a "salud mental". Ante mi negativa: adiós y buen viento.  La matrona de mi centro de salud, que era un ángel, me ofreció algo de ayuda "naturista" para aumentar la producción. Nunca me habló de lo que podía estar pasándome; sólo revisó la toma y no encontró nada raro. No la culpo. La lactancia materna no es una materia que se estudie en la carrera.

Busqué ayuda desesperadamente. Sólo otra madre como yo pudo ayudarme: me recomendó hacerme una analítica y salvó mi lactancia. Me diagnosticaron un hipotiroidismo de foto, con una TSH de 232 (lo normal es tener 2) es una de las causas de verdadera hipogalactia.
Pero entonces ocurrió algo más. Como nunca tuve problemas de lactancia con mi primera hija, tener problemas era algo nuevo. Empecé a ver algo que antes no veía: Parecía ser que el 90% de las mamás teníamos problemas!!
Si no eran grietas, eran mastitis. Si el bebé no engordaba es que estaba muy gordo. Si no dormía, era porque la madre no tenía leche... o su leche no era buena, no era suficiente, no era ideal.  Pero además, para cada problema había una solución fácil y rápida: "Dejarse de tonterías y darle un biberón". En los foros pude leer muchos casos parecidos al mío y sanitarios comprensivos que recetaban  a la mínima queja. Para bebés que lloran de hambre? pues Papatín forte. Bebés que no digieren, Patatín digest. Bebés que no duermen, pues Patatín sueño...  y así la larga lista de soluciones superaba con creces las de los problemas...

 
Sólo hay una con todo lo necesario...

¿Por qué cuento todo esto?

Ayer me llegó una invitación de Cachipún (podría haber sido otra marca cualquiera, son todas más o menos lo mismo y me llegan todos los meses cosas parecidas) para "colaborar" con ellos.

Entre otras cosas me proponen: Si deseas colaborar con nosotros y, por ende, con Cachipún, te mandaremos muestras de producto para que puedas probarlo con tus peques. Te informaremos de las principales novedades de Cachipún y te aconsejaremos sobre cualquier duda relacionada con la nutrición infantil.

Omitiendo que mis peques ya no lo son tanto (Pioja mayor prefiere claramente los sólidos y Piojilla tiene un "gusto adquirido" por alguna de otra marca); que no se han leído mi blog -porque si no, creo que no me hubiesen contactado; y que insisten en que tenemos la "misma filosofía", he querido rescatar este párrafo de su propia página web, al referirse a la alimentación del recién nacido:

Por eso en Cachipún queremos estar a tu lado en este viaje nutricional que ahora comienza tu hijo, queremos ser vuestros compañeros y amigos. Estando a vuestro lado hoy y en cada etapa.

"quieren estar a nuestro lado desde el primer día" Y tanto. Por lo menos no se cortan un pelo y lo dicen claramente.

¿Dónde falla la lactancia?

Aquí señores.  En convertir la lactancia materna en una carrera de obstáculos desde antes de que comience. En hacernos oír "cantos de sirena" sobre la leche artificial, contándonos sus maravillas y lo bien criados que nos salen con ella.  En inventar soluciones mágicas cada vez que una madre necesita apoyo en vez de polvitos blancos.  En "convencer" a pediatras y matronas de que nos hacéis un favor cuando nos vamos a casa con un sobrecito de  vuestro producto, "por si acaso".  O peor aún, cuando ofrecéis premios, viajes, congresos a cambio de que ellos, las personas en las que creemos y confiamos, nos repartan vuestra marca. 

Porque cada vez que una embarazada recibe esa hermosa caja que repartís, llena de chupetes, muestras gratis y revistitas con fotos de madres perfectas y niños sonrientes, estáis sembrando dudas y repartiendo modelos ajenos a la realidad general. 

Cada vez que escribís en vuestras webs que "no pasa nada" si optamos por dar leche de bote, estáis infravalorando el poder de las madres. Enviando mensajes erróneos y haciéndonos creer que somos prescindibles. 

Pero quien lea esto, que no se equivoque. No soy una loca de la teta a cualquier precio. Cuando de verdad es necesario, cuando los problemas existen de verdad y el bebé necesita un suplemento alternativo, no existe mejor opción que la leche artificial; la leche adaptada de vaca. No la de soja, ni la de cebra... la vuestra. Pero esto, será siempre un mal menor y nunca la mejor leche para el bebé.  Y desde luego, estos problemas no ocurren en la mayoría de los casos, como nos quieren hacer creer. 

Por eso, queridos amigos de Cachipún, perdonad que os diga que no. Que no quiero recibir muestras gratis para mis peques.  Que no quiero que patrocinéis mi blog, aunque me hagan falta unos euros. Que si de verdad queréis ayudar a las madres desde que comienzan su aventura, gastaros vuestro dinero en otras cosas. No difundáis un mensaje engañoso y no contactéis blogueras para que lo difundan por vosotros. 

Termino este post recordando la web de la plataforma NO GRACIAS. Para mantener nuestra independencia como monitoras de grupos de apoyo, como blogueras, como mujeres comprometidas con nuestros hijos, os animo a decir que NO cuando recibamos estas invitaciones. Seamos responsables con quienes nos siguen y escribamos libres de conflictos de intereses con la industria.  

Jornada patrocinada por Nestlé


Más: 

Podéis ver qué es IBFAN aquí. y entrar a su web: http://www.ibfan.org/

Artículo en Bonding 


12 comentarios:

Eloísa dijo...

¡Qué curioso, Clau, que hayas guardado esas indicaciones del pediatra de tu peque! Para los que visten batas blancas es mucho más fácil aprender el discurso de "no te sientas culpable", "se crían igual de bien" y "1 cacito por cada 30 cl de agua" que pararse a aprender DE VERDAD sobre lactancia materna y dedicar unos minutos a saber QUÉ falla y CÓMO se puede solucionar.

La lactancia materna solo beneficia a los niños y a sus madres, no paga impuestos, no cotiza en bolsa, no genera dividendos ni tiene consejo de administración ni responsable de márketing,... por eso debe estar tan mal considerada ;-)

Clau707 dijo...

Ya ves... me guardo todos los papelitos de las niñas. Tengo hasta los de la mayor!
Yo creo que además de comodidad, también es una cuestión de lavado de cerebro. Una programación para no sentirse culpables, para poder "ayudar" sin remordimientos. De verdad, creo que hay sanitarios que lo hacen porque creen que eso es lo mejor.
Me asusta pensar que son la mayoría...

Vamos a dormir ya compañera, que son las 2 y 20 y nuestras camitas llaman ;-)
besos.

Kari dijo...

hola Clau, escribo desde Peru y bueno, te cuento que aca pasa lo mismo. Por esa misma razon le cambie el pediatra a mi hijo. El nacio con 3,100 kg y salio de la clinica con 3 kg. Alli ninguna enfermera ni dr me apoyaron, me apretaban los pezones para ver si tenia leche (creo que esperaban que no saliera nada) y a cada rato me decian que le diera formula y que asi iba a poder dormir 4 h seguidas... ademas de regalarme una lata de formula al salir. Luego en los controles mensuales mi hijo crecia y engordaba muy bien, tanto asi que me decia que era una vaca lechera y que deberiamos poner un negocio! y a los 5 meses me dijo que le comenzara a dar cereales, eso si mezclada con leche de formula! cuando el sabia y se lo volvi a repetir que mi hijo tenia lactancia exclusiva! se hizo como que no escucho nada y hasta me decia que marca de formula debia comprar... eso para mi fue el colmo! asi que me cambie de pediatra... con el de ahora tampoco estoy muy contenta pues tampoco es pro lactancia ni metodo canguro ni nada. Menos mal que gracias a una amiga de la LLL encontre una pediatra pro lactancia y que participa activamente en la red peruana de lactancia.
No entiendo que pasa con los pediatras? tambien creo que los laboratorios de formulas les pagan vacaciones y congresos como dices. Mi esposo es de la idea de consultarle al pediatra solo por alguna enfermedad del bebe, nada mas...por que con las otras cosas dejan mucho que desear!
Un saludo!

Annie74 dijo...

Que fuerte me ha parecido lo del pediatra¡ Desde luego les patrocinan las farmaceuticas o las marcas de leche??
A mi estuvo a punto de pasarme tambien, la enfermera me dijo que le pusiera diez minutos nada mas a cada pecho. Cuando lo comente con mi hermana y mi matrona me dijeron que no se me ocurriera, que a demanda es demanda, que si le pongo solo 10 minutos el pecho deja de producir.. menos mal que no lo hice.
Deberiamos de denunciarles si.
Ahh pitufo sigue lactando con 28 meses. Con grietas al principio y algun dia no muy bueno, pero en general un muy feliz lactancia.

Maternarte dijo...

Excelente! totalmente de acuerdo! en mi país Argentina pasa lo mismo! cuando mi hijo nació, el pediatra del sanatorio me dijo que tenía que darle leche de fórmula porque la leche materna no tiene todos los nutrientes necesarios para el bebé!!! y yo pensé "aha! y cómo sobrevivimos como especie todos estos miles de años??? si así fuera, que la leche materna no tiene todos los nutrientes, ya no existiríamos como raza!!" y también pensé "qué laboratorio te estará sponsoreando (pagando congresos y algún regalo extra)". Es verdad, la lactancia materna está "fallando" porque hay mil obstáculos por sortear de toda la sociedad, que opina que el bebé se queda con hambre con tu leche, que le parece de mal gusto ver a una mamá amamantando en un lugar público, que a la mujer le da tres meses de licencia por maternidad y tiene que volver a trabajar muchas horas fuera de su casa... y una larga lista de etcs. Me gustó mucho tu entrada, y te felicito por tu respuesta a esta "cordial" invitación del laboratorio que te hizo esa oferta sólo pensando en llenar más sus bolsillos! no nos conocen a las mamás blogueras ;)

Mamá (contra) corriente dijo...

Los pediatras que yo he conocido no hacen ni el más mínimo esfuerzo en salvar las lactancias, triste pero cierto. La que teníamos nosotros por aquel entonces me dijo "mujer, intenta no dejar la lactancia materna, insiste un poco más", bueno, no es lo peor que he oído, pero no me hecho ni un sólo cable ni tan siquiera revisó al niño para ver si tenía frenillo o cualquier otra dificultad (que a día de hoy sigo pensando que tenía).

En cuanto a las marcas... me da a mi que nos ha contactado la misma empresa, aunque no sé si fabrican también leche de fórmula, no tengo idea. En cualquier caso, yo no estoy en contra de estas empresas, Dios me libre, si yo misma he sido consumidora. Lo que no me gusta es la desinformación y la tomadura de pelo.

De todas formas, ole tus huevos (con perdón) porque luego mucho fufu y ya sabes lo que pasa...

Clau707 dijo...

Queridas Kari y Maternarte: Sí, en Sudamérica se están copiando los modelos europeos en pro de la "modernidad". Parece ser que somos más civilizados si nuestros hijos no ven una teta jamás.

Una forma de hacer frente al marketing engañoso es a través de estos espacios. Por eso mi indignación; no sólo no se conforman con comprar conciencias con bata, sino que además quieren comprar los espacios independientes: los blogs de madres. Es una táctica comercial de poca ética.

Querida Annie74: Gracias por escribir y contar tu experiencia. Te felicito por tu larga lactancia a pesar de los obstáculos que te pusieron. Muchas mamás no saben a dónde acudir y dejan de amamantar porque no saben que pueden buscar apoyo en muchos sitios.

Querida Mamá (contra)corriente:
No es que tenga algo contra estas empresas, es que simplemente creo que no vale todo. El fin no justifica los medios.
Si quieren vender leche, que cuenten la verdad. Deberían estar obligados a hacerlo. A mi no me preocupa que esta marca (u otra) venda galletas, o cereales pero regalar leche, fabricar leches de "continuación" (el gran timo entre las leches de fórmula)y pretender hacernos creer que su producto es igual al nuestro, es ilegítimo y también ilegal. Puedes ver el código de sucedáneos para tener una referencia más concreta.

Que no nos cuenten milongas, que no engañen a las madres y sobre todo: que no nos utilicen para ello.
Las multinacionales de la leche no tienen ningún pudor en entrar en mercados potenciales como la India, en los que dar fórmula o teta puede ser la diferencia entre morir o vivir.
Y en países como el nuestro el negocio es menor porque ni tenemos tantos hijos ni somos una población tan numerosa; sin embargo, también a nosotros nos venden la idea de que la fórmula es la solución a nuestras dudas.
Te invito a que veas este vídeo:

http://www.youtube.com/watch?v=IQJfq9QZze0

Y sí, estoy segura de que nos ha contactado la misma marca a muchas blogueras de la esfera maternal. El hecho es, daremos todas la misma respuesta? O nos subiremos al carro de la oportunidad? Espero sinceramente que seamos todas coherentes con nuestro discurso.

Una cosilla más: Los grupos de apoyo a la lactancia estamos obligadas a cumplir con un código ético estricto que no nos permite recibir patrocinios, donativos (ni en dinero ni en especie) de empresas fabricantes o distribuidoras de alimentos infantiles, leche adaptada, potitos, papillas, etc.

Mamá (contra) corriente dijo...

No creo que debamos dar todos la misma respuesta porque somos personas distintas y aunque en muchas ocasiones estemos de acuerdo, en otras no (como en parte me ocurre a mi contigo en esto que has escrito hoy).

Lo que sí creo es que uno debe ser coherente con sus ideas y eso es lo que te alabo a ti.

Carol dijo...

Olé por tí.
Estas empresas se piensan que nos chupamos el dedo o que nos vendemos por unos euros.
Yo la verdad es que he estado bastante bien informada, leyendo y asistiendo a grupos de apoyo, porque mira que nos costó la lactancia, entre otras cosas estuvimos con pezoneras hasta los cuatro meses y medio. Además como al pediatra sólo hemos ido a las revisiones... Pero pienso qué hubiera pasado si no hubiese estado tan informada, porque soy muy cabezota, pero cuando dudas y quieres lo mejor para tu hij@, así pasa.

Nin dijo...

Te leo un poquito tarde, pero vengo por aquí para alabar tu integridad, que no dejo de admirar nunca. Es un honor ser tu compañera de lucha y poder aprender de ti cada día.

Personalmente, me parece estupendo que las leches adaptadas existan; cuando hay un problema real, son la mejor solución para el bebé, ya que la creación de bancos de leche está en mantillas en nuestro país.

Lo que a mí me molesta es que nos la metan por los ojos cuando no hay problemas y que además se haga a través de los canales de confianza, como pediatras y, en este caso, otras madres a las que se "patrocina".

Tú sabes que mi hijo se marcó unos cuantos biberones hasta que conseguimos establecer la LME y fue durísimo, pero con confianza en nosotros mismos lo conseguimos. Me figuro que, de no haber sido tan testaruda y si no hubiese tenido a mi marido diciéndome que no me rindiese, al final habría desistido. Por eso critico que creen problemas donde no los hay, fastidiando lactancias que podrían haber sido exitosas y felices.

Besos lácteos,
Lady Vaga.

Liliana Alvarez dijo...

Yo tuve muchos problemas para darle a mi bebé leche materna y tuve que optar por la leche de fórmula y la verdad que no tuve ningún inconveniente con esto. Hoy en día para la lactancia bebe las leches de fórmula tienen todos los nutrientes necesarios para el niño.

Claudia dijo...

Hola liliana. No no tienen los mismos componentes. Ni se acercan. y aquí puedes ver la diferencia:
http://www.bcbabyfriendly.ca/whatsinbreastmilkposter.pdf

Un parto triste. Uno más.

Copio y pego, con permiso de la madre, este testimonio.  No he cambiado ni he editado ni una coma para que llegue tal cual es.  Me gust...